Correteando espacios…

Hoy es uno de esos días que apetece, aunque sea escarbando viejos montones de instantáneas, recordar, con ese airillo de nostalgia, sitios a los que alguna vez habríamos podido ir, a disfrutar de esos paisajes que siempre han estado ahí, que han sido vistos y revistos cienes, miles, incontables veces y que no cambian, pero que siempre serán bellos, toda la naturaleza lo es y, a buen seguro, lo seguirá siendo, sin faltar, ningún día, a su cita. De eso, hoy nosotros, mañana otros, seguiremos siendo testigos de la tal puesta. Dando un ¡oh!, de asombro, cada vez que aparezca o queramos mirar para disfrutar.

En esos montones me encuentro con dos imágenes tomadas en las cumbres, una podría ser recortes de barrancos entre montaña. La otra, sin ningún tipo de dudas, vista desde el Pico de las Nieves, el punto más alto de nuestra Gran Canaria. Desde allí, con milimétrica exactitud se divisan y acentúan los recortes de los roques que hacen y nominean esas cumbres, Roque Nublo, El Monje, Bentaiga y alguna formación rocosa más. Testigos pétreos del paso de la vida “canaria”.

Ellas, sin saberlo, son hoy parte de estrofas de nuestra música, especialmente ese roque del que se ha dicho, escrito, visitado, escalado y admirado por todos y medio mundo más. Forma que invita a ese paseo y caminata desde miles de orígenes más. Inspirador de grandes artistas, y no sé, imagino que de algún filme peliculero o documental televisivo que nos enseña la formación basáltica de nuestras islas. Gracias a todos ellos, por darles el merecido reconocimiento, haciendo que el resto del mundo sepa que los tenemos y disfrutamos por aquí.

De todas, me quedo con la que cantan todos, motivo de composiciones del bel canto y de música parrandera, esa que disfrutamos cuando nos dejan y a la que aparecen guitarras, timplillos y laudes…

Roque Nublo, Rouque Nublo,

lírica piedra luna…

Acabo la puesta en escena con unas flores, que igual no tienen patria, pero que si sirven para embellecer el mosaico, ya bello de por si, y que sirvió, en su momento, de motivo para regalar un saludo matutino o una felicitación, ¡cualquiera sabe! pero que yo aprovecho para complementar. Otras puestas terminarán saliendo, en su momento, a esta escena… para disfrute de quien guste.

Gracias por venir…

2 pensamientos en “Correteando espacios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s