Mirando cosas, ratitos de disfrute

Algunas veces, cuando llega esa hora del día en que la desgana cabalga más rápido que la imaginación, a la que no hay nada que te entretenga, que te has visto, ya, si los tienes, todos los canales de la plataforma, buscando un «en donde quedarse» aparcado y pasarlo lo mejor que puedas. Te acuerdas del cacharrillo ese de los mensajes, allí encuentras de todo, chistillos màs o menos graciosos, memes atacando, eso sí, con humor las momentos que vamos viviendo, siendo la estrella, la política; fotos, paisajes, algún cristiano practicando deportes imposibles, niños jugando a payoyo o pincha la uva, y, también, gente ligera de ropa… allí están todas esas imágenes, esperando que las miremos.

En algún lugar, escondidas tras la luna llena, anda algunas rosas, raras, pero rosas, de colores inciertos, poco acostumbrados en la gama del roserío, sé, porque lo sé, que ya las había envidado al buen recaudo, ese sitio donde ponemos las cosas y luego nos olvidamos de que estaban allí. Hoy, la apuesta son colores atercipelados, los rojos juegan con el negro y éste con el verde de las hojas… ¡oh!, hacía tiempo que andaba buscando, si no a estas, algo parecido que alegrase la vista del que la mira, del que la disfruta, del que, con algunas palabrejas salidas del fondo del libro de las experiencias, la sueñe, si así le place, para eso están.

Poco más que decir, sólo mirar, dejarse llevar por sus matices y pintarlas, una y un millón de veces, en la imaginación… y ustedes ¿tienen alguna rosilla que compartir?

Gracias por pasar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s