Famosos, bronce y tiempo…

20180808_124123

 

Vas caminando, calles de algún recóndito lugar, en un espacio, demasiado grande para mi gusto, te encuentras, sumergido en un paso inacabado, personajes que marcaron, o eso creyeron, todo un hito o un mito, igual fue pisto… lo dejo ahí, cada cual plantifique su etiqueta, en la vida del arte. Admirados por unos y, lo otro, por otros, pero indiferente, en muchos casos.

Allí estaba el Woody, controvertido actor, complicado director, que desde todas las parcelas relacionadas con el mundo del celuloide, hizo y hace un cine que lo entiende él y no sé si los actores: hasta yo, cuando era más joven, alguna me “gocé”, como decimos por estas tierras. No voy a entrar en el curro del muchacho, ¿quién soy yo para tal menester?, pero sí tendría algo que decir ante la egregia figura que llena ese espacio y no sé si en algunos otros lugares.

Es, cuanto menos, curioso, invita, como hicimos, a una fotica, que no es una gran obra de arte, pero que raya la curiosidad y la posterior presunción de haberlo visto, ¿quién me iba a decir que a un montón de kilómetros del “chozo” iba a encontrarme con tal mamotreto?, increíble, y por más, sorprendente. Quizá en esos lares fuera alguien muy significativo, alguien que diera o diese mil y una alegría y momentos de vistosidad al mundo del espectáculo peliculero, o igual, como en tantos lugares, adornar el sitio, que, a lo mejor, hubiera o hubiese estado mejor con la de algún personaje propio del lugar, o, también, la figura de algún animalejo propio de su fauna.

Presumiblemente, mi asombro fue en aumento al recordar aquellas pelis que sí me gustaron, llenas de ese humor secarrón y de mensajes burlescos de los momentos que representaban, reivindicación de que sobraron o estuvieron de más, representadores de la vida cotidiana del personaje del que se hablaba o describía. Al igual que presentaba una oportunidad de posar en un enésimo retrato al lado de alguien que ha hecho, bien o mal, muchas cosas en el mundo del cine.

Definitivamente, él seguirá ahí, cogiendo metálico frío, lavándose con el agua de la lluvia, tapándose de nieve que nadie le abrigará y sirviendo, en algunos momentos, como posadero de las aves que pueblan la zona. El momento permanecerá aquí, para quien quiera curiosearlo, luego, desaparecerá en la rueda con la publicación de otros. Entre tanto, si quieren, disfruten de ella.

 

Anuncios

Un comentario en “Famosos, bronce y tiempo…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s