Sorpresa… ¿quién lo diría?, los docentes tenemos nuestra fiestita.

IMG-20181005-WA0011

Ayer, día de la fecha, ¡¡¡sorpresa!!!, alguien inventó, con la máquina de las cosas posibles, que era el día mundial de los Docentes; menudo palabrón… “docentes”, gentes que enseñan a otros, gentes que, con todas sus fuerzas, dan lo que saben o enseñan a otros. ¡Maravilloso! Estamos acostumbrados a nuestro San José de Calasanz, nuestro maestro de siempre, que, en acabando noviembre, viene, tambor y guitarra en mano, a montar el sarao, fiestita de un día, que Consejerías, con hábil mano, colocan a antojo, para alargar algún puente, dando alegría a sus trabajadores enseñantes.

IMG-20181005-WA0004

Docentes en un tiempo en el que se nos ha puesto a caer de un burro, donde se nos ha criticado y se nos ha culpado, impunemente, de todos los males de la educación, del fracaso de nuestros alumnos, de la inculticia social…, criticados por nuestra sociedad y mal o no defendidos por nuestros gobernantes, que ocupan su tiempo en otros menesteres más lucrativos.

Juan Berbel lo contó, nosotros nos haremos, o no, eco de sus palabras…

Maestro

Vocación tempranera y siempre bien sentida,

esta de ser Maestro por amor entregado,

este ir alumbrando caminos por la vida,

ilusionadamente, de niños rodeado.

Poner alma de artista en la noble tarea,

con fuerza misionera y mano delicada;

saber irse quemando en aras de una idea,

saber seguir la estrella del bien entresoñada…

Sembrador sin pereza, poner en la besana

al par del rubio trigo semilla de amapolas;

estrenar alegría y fe cada mañana,

y en el trance difícil quedar con Dios a solas.

Sus palabras quedan, nuestras quejas también, pero también nuestras ganas, deseos de mejora, de buenos avances, de lograrlo, «entre todos», ellos se lo merecen, sin ningún tipo de dudas.

¡Hagámoslo, por ellos! ¡¡¡Feliz día del docente!!!

IMG-20181005-WA0003

Anuncios